Make your own free website on Tripod.com

COBARDES PILOTOS DE LA FAP EN EL ALTO CENEPA

Home
Los ataques

f1kfir.jpg

La verdad de lo ocurrido en el conflicto del alto Cenepa, el combate entre aviones de la FAE  FAP y la derrota peruana.

"y los Mirage 2000 adquiridos por García sin misiles,
no tenían posibilidad de ganarle el combate aéreo a los K-fir ecuatorianos;
es más, en el conflicto del Cenepa en 1995 cayeron 9 aeronaves: 3 helicópteros y 6 aviones."
Alberto Fujimori
Expresidente del Perú

La columna vertebral de la FAE era y son los escuadrones de reactores.

  • Mirage F-1EJ fránces (mirage significa espejismo en francés)
  • Jaguar Mk1 anglo-francés
  • Kfir C2 israelies (kfir significa cachorro de león en hebreo)

estos aviones fueron adquiridos entre 1975 y 1982, todos estos sumaban las 25 unidades, incluidos los biplaza de entrenamiento.


Mirage F-1

Dragonfly A-37B
Ecuador contaba además con aviones de ataque ligero Dragonfly A-37B y AT-33 subsónicos y turbo hélices de entrenamiento Mentor T-34C de la Escuela Militar de Aviación Cosme Renella. Finalmente las Alas de transporte contaban con un adecuado contingente y helicópteros ligeros
En tanto la FAP con el mejor avión de superioridad aérea de Sudamérica el Mirage 2000P, adquirido en los años 80 y una impresionante colección de aviones que incluían Mirage 5P/DP, Suhoky Su 20 y Suhoky Su 22M, adquiridos en los años 70 y veteranos Cambera B Mk.68, sumaban los 80 aviones de combate. Adicionalmente contaba con aviones de ataque ligero Cessna Dragonfly A-37B de fabricación estadounidense y una colección de helicópteros, tanto de ataque y transporte.

Mirage 2000P

Así puestas las cosas, al estallar la guerra del Cenepa, la FAP tenia las de ganar frente a su adversario, durante los primero días del conflicto la FAP, con cierta confianza, empezó a atacar con sus aviones y helicópteros las posiciones ecuatorianas en el valle del Cenepa, el dispositivo que se montó incluían el Grupo Aéreo No. 6 (Chiclayo), Grupo Aéreo No.7 (Piura), Grupo Aéreo No. 11 (Talara) cuyas base estaban más próximas al territorio ecuatoriano y que fueron reforzados con unidades del Grupo No.3 (Lima) , Grupo No.4 (La Joya) y Grupo No. 9 (Pisco).

La FAE inmediatamente organizó un dispositivo bajo el Comando Aéreo de Combate (COMAC) que incluía la formación del Grupo Aéreo Amazonas con unidades de transporte y combate de las alas 22 y 23 que fueron desplegados en la zona del conflicto con el fin de brindar apoyo de combate cercano, además de transporte y rescate.

Se desplegaron unidades de radares en puntos avanzados y se desplegó en Cuenca los turbo-hélice Mentor con el fin de hacer las funciones de Controlador Aéreo Avanzado (FAC) y relay de comunicaciones, por otro lado se desplegaron pistas especiales los Jaguar Mk1 con la misión, aparente, de lanzar un ataque profundo en las Base Aéreas del Perú en caso de que el conflicto se desborde. La infantería aérea se le asignaron las tareas de Defensa Aérea en la zona de combate y en otras áreas sensitivas. El dispositivo también incluía la colaboración y complementación con las Aviación del Ejército y Aviación Naval para cumplir otras misiones como patrullaje marítimo y en otras zonas potenciales de combate. Finalmente se asignaba al Ala de combate No. 21 en Taura la tarea de obtener la superioridad aérea con sus vectores Mirage F1 y Kfir C2, la punta de lanza de la FAE. El cumplimiento de tantas tareas obligó a la FAE emplear a fondo sus recursos materiales y humanos.

El 29 de enero un Helicóptero MI-8TV de la aviación del ejército del Perú (EP-587) fue derribado por un misil antiaéreo Blowpipe MANPAD entre Base Sur y Coangos, muriendo su tripulación: Capitán EP Luis García Rojas, Teniente EP Augusto Gutiérrez Mendoza, Técnico EP Victoriano Castillo Velarde, Suboficial EP Rubén de la Cruz Huarcaya y Suboficial EP Gustavo Begazo González. Aparentemente ese mismo dia un bombardero Canberra B.Mk.68 se estrelló contra una montaña debido al mal tiempo, la tripulación Capitán FAP Percy Philips Cuba y Capitán FAP Miguel Alegre siguen perdidos en acción (MIA). El ejército ecuatoriano indica además que aquel día derribó un helicóptero CH-47 y un Bell 212 de la FAP.

Las madrugadas de los días 6 y 7 de febrero, aviones Mirage F1 y Kfir C2 tienen los primeros contactos con la FAP sin consecuencias.

El 7 de febrero, alrededor de las 2:30pm, otro helicóptero de la FAP, un Mi-25, fue derribado por dos o tres misiles SA-16 ecuatorianos cuando atacaba las posiciones sobre Base Sur, falleciendo toda su tripulación: Comandante FAP Marco Schenone Oliva, Capitán FAP Raúl Vera Collahuazo, y el Suboficial FAP Erik Díaz Alegre.

Para el 9 de febrero la FAP intensificó su accionar sobre el Cenepa atacando 16 veces las posiciones ecuatorianas con Mirage 5PD y Su 22Ms en el día, con Canberra B(I).Mk.68 en la noche y a la mañana siguiente con A-37B y Su 22Ms.

10 de Febrero de 1995

Ese día despegaron de Talara en forma sucesivas SU22 de Grupo No. 11 Los Tigres y los A-37B del Grupo No.7 desde Piura con la misión de bombardear las posiciones ecuatorianas.

Dos aviones Mirage F1 del escuadrón 2112 Mirage F1 y dos aviones Kfir C2 del escuadrón 2113 estaban en alerta permanente listos para despegar en la base aérea de Taura. Los radares ecuatorianos detectan la incursión de 5 aviones peruanos. A las 12:49 los pilotos de la FAE reciben la orden de despegar. Los controladores ecuatorianos dirigen los Mirage y Kfir hacia los aviones peruanos.
A las 12:57 los aviones Mirage F1 con numerales FAE 807 piloteado por Mayor Raúl Banderas (líder) y el FAE 806 piloteado por el Capitán Carlos Uzcateguí (ala) detectaron en su radar y posteriormente avistaron a seis millas dos aviones Sukhoi Su-22 FAP piloteados por el Comandante Víctor Maldonado y el Mayor Enrique Caballero. Los ecuatorianos se aproximan por atrás a los aviones peruanos.
A las 12:58 el Mayor Banderas dispara un misil Matra Magic II que impacta en uno de los aviones Su-22, el Capitán Uzcateguí dispara un misil contra su blanco acertando también, inmediatamente cada piloto dispara un segundo misil sobre los blancos, los cuales son derribados, los pilotos peruanos logran eyectarse, el Comandante Maldonado pudo sobrevivir algunos días en la selva antes de fallecer, el Mayor Caballero al parecer murió inmediatamente, sus cuerpos fueron rescatados posteriormente. Los aviones Mirage regresan a su base con acciones evasivas ante una advertencia electrónica (RWR) de estar siendo "alumbrados" por el radar de otras naves.
En tanto los dos aviones Kfir C2 con numerales FAE 905 y FAE 909 piloteados por los capitanes Mauricio Mata (líder) y Guido Moya (ala) interceptan a dos aviones A-37B de la FAP; el Capitán Mauricio Mata logra derribar a uno de los aviones peruanos con un misil Shafrir 2, los pilotos peruanos Comandante Hilario Valladares y Gregorio Mendiola logran ejectarse y son rescatados posteriormente por sus fuerzas. El segundo A-37B de la FAP logra escapar volando a ras de los árboles.

Con excepción de la guerra de la Malvinas este combate es el primer encuentro aéreo entre aviones a reacción en América y en que se derribaron aviones con misiles guiados AAM, el primero entre dos naciones de América con aviones jets y misiles AAM.

Mientras los pilotos de la FAE celebraban en Taura la victoria alcanzada, el alto mando del Perú tuvo que enfrentarse a la realidad que la FAE era un duro adversario y no contaba con que contrarrestarlo, posteriormente se estableció que en 1995 los Mirage 2000P de la FAP no estaban en condiciones operacionales óptimas y que carecían de misiles, por tanto podrían ser presa fácil de los misiles de los pilotos ecuatorianos que demostraron que sabían usarlos de ser necesario. Ecuador había alcanzado la superioridad aérea.

Inmediatamente después de este combate el Presidente del Perú, Alberto Fujimori, sorprendió a todos al anunciar que las fuerzas peruanas habían logrado tomar Tiwinza y que declaraba el cese unilateral de fuego, esta acción fue un hábil movimiento diplomático ya que a pesar que las fuerzas peruanas no habían tomado la mítica posición ecuatoriana, la maniobra les permitió reforzarse aprovechando el deseo del gobierno ecuatoriana de llegar a las negociaciones diplomáticas y que ordenó a las fuerzas nacionales no realizar acciones que pudieran considerarse violatorias al anunciado cese al fuego peruano; Perú reforzó sus tropas y lanzó un ataque en gran escala el 12 de Febrero, el mismo que fue rechazado por el Ejército Ecuatoriano con grandes pérdidas para atacantes y defensores. La FAE reanudó sus misiones de ataque contra las posiciones peruanas y un A-37B tripulado por el Capitán Rodrigo Rojas y el Teniente Manolo Camacho es impactado por un misil tierra-aire SA-16 de la FAP, sin embargo los pilotos logran controlar la nave y regresar a su base, este avión fue reparado y posteriormente se pinta la palabra Tiwinza al lado izquierdo de la cabina.

El 13 de febrero un helicóptero Mi-8TV (EP-547) de Ejército del Perú (EP) fue impactado por la artillería antiaérea ecuatoriana y forzado a aterrizar de emergencia cerca del río Tatangosa. La tripulación sobrevivió y se internó en la selva tratando de llegar a las líneas amiga, consiguiéndolo días después.

En los días posteriores las fuerzas terrestres peruanas intentaron vanamente desalojar de sus posiciones a las fuerzas ecuatorianas, anunciando varias veces haberlo logrado, finalmente tuvieron que aceptar la imposibilidad de hacerlo y aceptar el cese al fuego patrocinado por USA, Argentina, Brasil y Chile. Uno de los motivos para sentar al Perú en la mesa de negociaciones fue la impecable actuación de la FAE.

Al final del conflicto la FAP y EP habían perdido 4 aviones y 5 helicópteros sin que hubieran logrado derribar ninguna nave ecuatoriana, la FAE recuerda el 10 de febrero como el día de la Aviación de Combate.

LAS VERDADES DOLOROSAS SOBRE EL CONFLICTO DEL CENEPA

 

26 DE ENERO DE 1995

 

El conflicto entre los ejércitos del Ecuador y Perú ha sido permanente en esta zona de la frontera, donde se han producido enfrentamientos esporádicos, provocados por la   voraz ambición y el espíritu expansionista de los soldados peruanos. La presencia de patrullas peruanas así como la creación de Puestos de Vigilancia (PV) en territorio ecuatoriano eran parte de la agresión militar que acostumbraba continuamente provocar el Perú, a un pueblo pacífico como es nuestro Ecuador.

 

En Noviembre de 1994 las infiltraciones de patrullas peruanas a territorio ecuatoriano fueron cada vez más frecuentes y hostiles llegando así el 11 de Enero de 1995, día en que una patrulla peruana infiltrada en el alto Cenepa (territorio ecuatoriano) atacó a una patrulla ecuatoriana que se encontraba en labores de reconocimiento y como consecuencia fueron repelidos y capturados en la zona que posteriormente seria el Teatro de Operaciones; invasores peruanos trataron de infiltrarse nuevamente a territorio ecuatoriano el 19 y el 22 de enero . Al día siguiente (23 de enero) los helicópteros de las Fuerzas Armadas del Ecuador detectaron una mayor presencia de fuerzas peruanas, razón por la que las Fuerzas Armadas Ecuatorianas fueron puestas en alerta amarilla y se enviaron refuerzos a la zona. El día 26 de Enero a las 4 y 30 de la tarde una patrulla ecuatoriana nuevamente fue atacada alevosamente por fuerzas peruanas y gracias al entrenamiento y profesionalismo de nuestros soldados no existieron bajas en nuestro Ejército. El Consejo de Seguridad Nacional que asesora al presidente en estas circunstancias ya se hallaba reunido en ese momento y el presidente Constitucional de la República del Ecuador Arq. Sixto Duran Ballén Exclamó su confianza en las Fuerzas Armadas del Ecuador de defender la integridad territorial con la siguiente frase. “NI UN PASO ATRÁS”, El pueblo enardecido por las acostumbradas y cobardes agresiones del Ejército peruano usurpador, se puso en alerta máxima en apoyo a las FF.AA., y sus efectivos desplegados a lo largo de toda la frontera con el Perú, demostraron una vez más su profesionalismo y amor por la patria expulsando de suelo ecuatoriano a los cobardes agresores que intentaron pisar nuestro territorio.

 

La Fuerza Aérea Ecuatoriana en 1995

 

En el año de 1995 la Fuerza Aérea Ecuatoriana, disponía de aviones Kfir, Jaguar,  y Mirage F-1, una fuerza de combate muy respetable en Sudamérica ya que acababa de pasar por un proceso de modernización que incluía la compra de aviones Kfir y la modernización de sus Jaguar y Mirage F-1 y hasta el momento constituye una fuerza relativamente poderosa para hacer frente al enemigo.  Es así que la misma Fuerza Aérea del Perú reconoce que por culpa de sus gobiernos miopes e irresponsables que tuvo el Perú desde 1985, la  F.A.P. en 1995 había decaído bastante desde la posición que tenía a comienzos de la década de 1980 debido principalmente a serios errores en la política de defensa nacional cometidos por el controvertido y corrupto gobierno de Alan García (reducción drástica e irresponsable de la compra de los Mirage 2000/P) y a la crisis económica que este gobernante malhadado y nada patriota dejó al Perú, factor principal que impidió que sus pilotos no tengan la adecuada preparación y consecuentemente sean derrotados por los pilotos de combate ecuatorianos así mismo impidió cualquier programa serio de modernización en los años posteriores, lo que imposibilito por su número y la calidad de las aeronaves, la reacción ante el poder de la fuerza Aérea Ecuatoriana.

 

Así mismo la F.A.P. reconoce que  la Fuerza Aérea Ecuatoriana seguía siendo una de las más respetables fuerzas aéreas de la región, no por su gran número de unidades si no por el alto grado de preparación y de profesionalismo de sus Técnicos y Pilotos, quienes mantienen su principal fuerza de combate en el Ala de Combate Nº 21 “Taura”

 

La defensa aérea de la frontera norte del Perú, es responsabilidad de Ala Aérea Nº 1 de la F.A.P. que en 1995 estaba formada por el Grupo Aéreo Nº 11 equipado con al menos 20 Sukhoi Su-22 modernizados y con base en Talara, el Grupo Aéreo Nº 6 con 15 Mirage 5P basados en Chiclayo y el Grupo Aéreo Nº 7 con 24 aviones subsónicos A-37B. En número el Ala Aérea Nº 1 superaba al total de aviones de combate de la F.A.E. pero los únicos aviones de combate de última generación de la F.A.P. eran los Mirage 2000/P que fueron rápidamente desplazados hacia el teatro de operaciones desde su base en el sur con los helicópteros de ataque tipo Mil Mi-25 Hind D del Grupo Aéreo Nº 2 que empezaron a operar desde Ciro Alegría con los Mi-17 del Grupo Aéreo Nº 3 y los Mi-8T Hip de la Aviación del Ejército del Perú, sin embargo y a pesar de su gran poderío bélico no pudieron enfrentar a la Fuerza Aérea Ecuatoriana, ¿seria por falta de patriotismo, capacidad de sus mandos, falta de entrenamiento o temor a un adversario feroz como constituyen las FF.AA ecuatorianas?.

 

Teatro de operaciones en el conflicto del Cenepa

 

En cuanto a las pérdidas de aeronaves por parte del Perú, este tema es real ya que públicamente las Fuerzas Armadas del Perú reconocen que durante el conflicto comprobadamente perdieron: 02 Helicópteros TWIN 212 de la FAP, 01 Avión Bombardero CANBERRA B (I) Mk.8, 02 Helicópteros de Ataque tipo MIL MI-25 Hind D, 01 Avión Cazabombardero Ligero Subsónico A-37B DRAGONFLY, 02 Aviones Cazabombarderos Supersónicos SUKHOI SU-22 Fitter (siendo todas estas aeronaves de la FAP) y 4 Helicópteros MI-8T Hip E (de la Aviación del Ejército del Perú) lo que evidencia que la intervención de Fuerza Aérea Ecuatoriana fue decisiva en este conflicto armado, obligando a las autoridades peruanas a desistir de la invasión. 

 

Estelle Dumotier, Gabriel Marcella y Tom Cooper del Air Combat Information Group (ACIG) grandes conocedores de la teoría de la asimetría informativa, la misma que sostiene que: "quienes están en el territorio manejan más información que quienes están fuera de el", ellos permanecieron en el Perú, por lo tanto es evidente e incuestionable que el manejo de información sobre el conflicto del Alto Cenepa por parte de ellos sea completo.

Los escritos presentados por Estelle Dumotier, Gabriel Marcella y Tom Cooper del Air Combat Information Group (ACIG) fueron realizados con hechos reales, veraces y oportunos que merecen el total respeto, por el alto conocimiento del tema, Imparcialidad y sobre todo por difundir la verdad ocurrida en la cobarde agresión de los cobardes peruanos, siendo un eco fiel del resultado del conflicto del Cenepa, dando a conocer al mundo la VICTORIA DE LA FUERZA AEREA ECUATORIANA EN EL CENEPA, por lo tanto estos fanfarrones peruanos deben convencerse que la posición Jurídica e Histórica ecuatoriana es sólida;  tendrán que aceptar que el Ecuador siempre tuvo la razón, y que en el Cenepa, el Ecuador siempre fue  VICTORIOSO.

LAS VERDADES DOLOROSAS SOBRE EL CONFLICTO DEL CENEPA

 

26 DE ENERO DE 1995

 

El conflicto entre los ejércitos del Ecuador y Perú ha sido permanente en esta zona de la frontera, donde se han producido enfrentamientos esporádicos, provocados por la   voraz ambición y el espíritu expansionista de los soldados peruanos. La presencia de patrullas peruanas así como la creación de Puestos de Vigilancia (PV) en territorio ecuatoriano eran parte de la agresión militar que acostumbraba continuamente provocar el Perú, a un pueblo pacífico como es nuestro Ecuador.

 

En Noviembre de 1994 las infiltraciones de patrullas peruanas a territorio ecuatoriano fueron cada vez más frecuentes y hostiles llegando así el 11 de Enero de 1995, día en que una patrulla peruana infiltrada en el alto Cenepa (territorio ecuatoriano) atacó a una patrulla ecuatoriana que se encontraba en labores de reconocimiento y como consecuencia fueron repelidos y capturados en la zona que posteriormente seria el Teatro de Operaciones; invasores peruanos trataron de infiltrarse nuevamente a territorio ecuatoriano el 19 y el 22 de enero . Al día siguiente (23 de enero) los helicópteros de las Fuerzas Armadas del Ecuador detectaron una mayor presencia de fuerzas peruanas, razón por la que las Fuerzas Armadas Ecuatorianas fueron puestas en alerta amarilla y se enviaron refuerzos a la zona. El día 26 de Enero a las 4 y 30 de la tarde una patrulla ecuatoriana nuevamente fue atacada alevosamente por fuerzas peruanas y gracias al entrenamiento y profesionalismo de nuestros soldados no existieron bajas en nuestro Ejército. El Consejo de Seguridad Nacional que asesora al presidente en estas circunstancias ya se hallaba reunido en ese momento y el presidente Constitucional de la República del Ecuador Arq. Sixto Duran Ballén Exclamó su confianza en las Fuerzas Armadas del Ecuador de defender la integridad territorial con la siguiente frase. “NI UN PASO ATRÁS”, El pueblo enardecido por las acostumbradas y cobardes agresiones del Ejército peruano usurpador, se puso en alerta máxima en apoyo a las FF.AA., y sus efectivos desplegados a lo largo de toda la frontera con el Perú, demostraron una vez más su profesionalismo y amor por la patria expulsando de suelo ecuatoriano a los cobardes agresores que intentaron pisar nuestro territorio.

 

La Fuerza Aérea Ecuatoriana en 1995

 

En el año de 1995 la Fuerza Aérea Ecuatoriana, disponía de aviones Kfir, Jaguar,  y Mirage F-1, una fuerza de combate muy respetable en Sudamérica ya que acababa de pasar por un proceso de modernización que incluía la compra de aviones Kfir y la modernización de sus Jaguar y Mirage F-1 y hasta el momento constituye una fuerza relativamente poderosa para hacer frente al enemigo.  Es así que la misma Fuerza Aérea del Perú reconoce que por culpa de sus gobiernos miopes e irresponsables que tuvo el Perú desde 1985, la  F.A.P. en 1995 había decaído bastante desde la posición que tenía a comienzos de la década de 1980 debido principalmente a serios errores en la política de defensa nacional cometidos por el controvertido y corrupto gobierno de Alan García (reducción drástica e irresponsable de la compra de los Mirage 2000/P) y a la crisis económica que este gobernante malhadado y nada patriota dejó al Perú, factor principal que impidió que sus pilotos no tengan la adecuada preparación y consecuentemente sean derrotados por los pilotos de combate ecuatorianos así mismo impidió cualquier programa serio de modernización en los años posteriores, lo que imposibilito por su número y la calidad de las aeronaves, la reacción ante el poder de la fuerza Aérea Ecuatoriana.

 

Así mismo la F.A.P. reconoce que  la Fuerza Aérea Ecuatoriana seguía siendo una de las más respetables fuerzas aéreas de la región, no por su gran número de unidades si no por el alto grado de preparación y de profesionalismo de sus Técnicos y Pilotos, quienes mantienen su principal fuerza de combate en el Ala de Combate Nº 21 “Taura”

 

La defensa aérea de la frontera norte del Perú, es responsabilidad de Ala Aérea Nº 1 de la F.A.P. que en 1995 estaba formada por el Grupo Aéreo Nº 11 equipado con al menos 20 Sukhoi Su-22 modernizados y con base en Talara, el Grupo Aéreo Nº 6 con 15 Mirage 5P basados en Chiclayo y el Grupo Aéreo Nº 7 con 24 aviones subsónicos A-37B. En número el Ala Aérea Nº 1 superaba al total de aviones de combate de la F.A.E. pero los únicos aviones de combate de última generación de la F.A.P. eran los Mirage 2000/P que fueron rápidamente desplazados hacia el teatro de operaciones desde su base en el sur con los helicópteros de ataque tipo Mil Mi-25 Hind D del Grupo Aéreo Nº 2 que empezaron a operar desde Ciro Alegría con los Mi-17 del Grupo Aéreo Nº 3 y los Mi-8T Hip de la Aviación del Ejército del Perú, sin embargo y a pesar de su gran poderío bélico no pudieron enfrentar a la Fuerza Aérea Ecuatoriana, ¿seria por falta de patriotismo, capacidad de sus mandos, falta de entrenamiento o temor a un adversario feroz como constituyen las FF.AA ecuatorianas?.

 

Teatro de operaciones en el conflicto del Cenepa

 

En cuanto a las pérdidas de aeronaves por parte del Perú, este tema es real ya que públicamente las Fuerzas Armadas del Perú reconocen que durante el conflicto comprobadamente perdieron: 02 Helicópteros TWIN 212 de la FAP, 01 Avión Bombardero CANBERRA B (I) Mk.8, 02 Helicópteros de Ataque tipo MIL MI-25 Hind D, 01 Avión Cazabombardero Ligero Subsónico A-37B DRAGONFLY, 02 Aviones Cazabombarderos Supersónicos SUKHOI SU-22 Fitter (siendo todas estas aeronaves de la FAP) y 4 Helicópteros MI-8T Hip E (de la Aviación del Ejército del Perú) lo que evidencia que la intervención de Fuerza Aérea Ecuatoriana fue decisiva en este conflicto armado, obligando a las autoridades peruanas a desistir de la invasión. 

 

Estelle Dumotier, Gabriel Marcella y Tom Cooper del Air Combat Information Group (ACIG) grandes conocedores de la teoría de la asimetría informativa, la misma que sostiene que: "quienes están en el territorio manejan más información que quienes están fuera de el", ellos permanecieron en el Perú, por lo tanto es evidente e incuestionable que el manejo de información sobre el conflicto del Alto Cenepa por parte de ellos sea completo.

Los escritos presentados por Estelle Dumotier, Gabriel Marcella y Tom Cooper del Air Combat Information Group (ACIG) fueron realizados con hechos reales, veraces y oportunos que merecen el total respeto, por el alto conocimiento del tema, Imparcialidad y sobre todo por difundir la verdad ocurrida en la cobarde agresión de los cobardes peruanos, siendo un eco fiel del resultado del conflicto del Cenepa, dando a conocer al mundo la VICTORIA DE LA FUERZA AEREA ECUATORIANA EN EL CENEPA, por lo tanto estos fanfarrones peruanos deben convencerse que la posición Jurídica e Histórica ecuatoriana es sólida;  tendrán que aceptar que el Ecuador siempre tuvo la razón, y que en el Cenepa, el Ecuador siempre fue  VICTORIOSO.

e-mail

avion.jpg

YOTUEL@gmail.com

Phone: 0123456789

Questions or comments? Get in touch with us at:

lucas@gmail.com